Paul Walker Leigh

Me crié en la cordillera de los Andes de Chile, donde desde chico aprendí las bondades de la vida simple, rodeado por arrieros, montañas, caballos y naturaleza. Comencé a amansar caballos a los 14 años empleando una metodología tradicional y criolla. Luego comencé a estudiar y aprender de muchos maestros entre los cuales John Lyons fue el que mas confianza me inspiró.  He amansado caballos en lugares y ambientes muy diversos y en todos aprendí que existe un lenguaje no verbal común a todos los que realmente amamos los caballos. Sigo aprendiendo cada día, agradeciendo el poder compartir nuestra existencia con estas maravillosas criaturas que nos enseñan a valorar la intuición, la importancia del estar presente y el respeto por todos los seres vivos.

Christiana Gherbin

Nací en Gales, me crié en Italia y desde niña los caballos fueron mi mayor pasión. Recuerdo con mucho cariño varios de ellos que me inculcaron la sabiduría, humildad y el valor de la presencia. Después de estudiar turismo, trabajé durante 7 años como azafata, lo que me permitió conocer y viajar por muchos lugares. Uno de ellos fue la Patagonia, lugar del que me enamoré para siempre y donde conocí a Paul. Después de un tiempo decidimos formar una familia y trabajar juntos por nuestro sueño: el compartir el amor a los caballos, los niños, la naturaleza y la Patagonia. Los niños han sido siempre para mí un ejemplo de bondad y agradecimiento del simple existir, son una fuente inagotable de inspiración. A través del juego, aprenden a crecer, a soñar, y a trazar su propio camino. Combinar el juego con el mundo del caballo es nuestra misión, la que en esta página felizmente compartimos con ustedes.